Antoni Tápies

Barcelona, 1923 – 2012

Pintor, grabador y escultor español.

Nació el 13 de Diciembre de 1923 en Barcelona.

Antoni Tàpies es uno de los artistas más importantes de la segunda mitad del siglo XX, y está considerado uno de los artífices más significativos del informalismo. A lo largo de su vida expuso en galerías de gran relevancia, como Martha Jackson en Nueva York, Staedler o Maeght en París.

Sus inicios en la pintura fueron de forma autodidacta tras una enfermad pulmonar copiando obras de Van Gogh y Picasso.

En 1948, junto a Brossa, Cuixart, Joan Pons, J.J. Tharrats y el filósofo Arnau Puig, funda»Dau al Set», grupo que publica una revista del mismo nombre y cuyo movimiento está relacionado con el dadaísmo y el surrealismo. En 1949 conoce a Joan Prats y Joan Miró. Ese mismo año Eugenio D´Ors presenta sus obras, por primera vez, en Madrid y ya en 1950 realiza su primera exposición en Barcelona. En 1952 expone en la XXVI Bienal de Venecia y más tarde obtiene el Gran Premio de Pintura de la Bienal de Sao Paulo. A principios de la década de los 50, tras superar su etapa surrealista que le caracterizaba, su obra se va perfilando paulatinamente hacia la abstracción.

En 1952 conviven aún ambas vías, y en 1953 aparecen ya los primeros atisbos de elementos táctiles, que vienen a sumarse a lo puramente visual. Es en octubre de este año que se inaugura su exposición en la Galería Marta Jackson de Nueva York.

Sin embargo no es hasta 1955 que el empleo de materiales ajenos a la práctica de la pintura, como arenas o cemento, se convierten en los actores principales de su obra, creando la estética que le caracteriza. También realiza piezas absolutamente abstractas sin ninguna referencia visual conocida, y en otras introduce signos, caligrafías o números. El material se convierte en protagonista absoluto con el que genera una estética, y no al revés.  A través de ella Tàpies descubre un nuevo mundo, la poética de la materia, alejado del concepto de estético o de propuesta formal cerrada. No obstante, su modo de trabajar le abre un mundo nuevo, en el que crea un estilo mucho más libre, pero no por ello indefinido, capaz de  evocar un universo nuevo de sensaciones al público, que ha hecho del artista uno de los más relevantes de su generación. Tàpies es el responsable, junto al italiano Alberto Burri y al francés Jean Dubuffet, de la creación de una nueva senda artística, en la que los valores plásticos se basan tanto en lo visual como en las calidades táctiles de los materiales empleados.

Dentro del informalismo, Tàpies se situó en la denominada «pintura matérica», también conocida como «art brut», que se caracteriza por el empleo de técnicas mixtas y de materiales heterogéneos, muchas veces de desecho o de reciclaje, mezclados con los materiales tradicionales del arte buscando un nuevo lenguaje de expresión artística. Los principales exponentes de la pintura matérica fueron, además de Tàpies, los franceses Fautrier y Dubuffet y el español Manolo Millares. El informalismo matérico fue desde los años 1950 el principal medio de expresión de Tàpies, en el que con distintas peculiaridades trabajó hasta su fallecimiento.

En 1984 se crea en Barcelona la Fundación Tàpies, ubicada en un antiguo edificio obra del arquitecto Domènech y Montaner. Entre los numerosos reconocimientos nacionales e internacionales que atesoraba figuran el ser académico de Bellas Artes de Berlín (1982) y miembro honorífico de la Kunstlerhans de Viena (1989), la fundación de arte más antigua de Europa. También fue miembro de la Academia de Bellas Artes de Francia (1994). Recibió los premios UNESCO y la Medalla de Oro de Bellas Artes (1981) y Premium Imperiale de Pintura de la Asociación Japonesa de Arte (1990). En 1990 el artista fue nombrado académico de honor en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando y fue galardonado con el premio Príncipe de Asturias de las artes y el Praemium Imperiale de pintura.

Antoni Tàpies falleció el 6 de febrero de 2012 en su casa de Barcelona.